Francisco Valderrama Mutis, un revolucionario ejemplar y de lealtad a toda prueba

Gustavo Triana Suárez

11 de agosto de 2023

Pacho Valderrama, un joven bumangués estudiante de la Universidad de los Andes que se había interesado en las ideas revolucionarias que estremecían la política mundial en Europa y Estados Unidos, inspiradas en el rechazo a las intervenciones militares de las grandes potencias en Asia y África y en el reclamos multitudinarios de los discriminados en Estados Unidos por razones de raza, sexo y la negativa a ser reclutados para Vietnam, y militando ya en una de las tantas organizaciones que aparecieron en el país, conoció y abrazó el salvador llamamiento que Francisco Mosquera le hiciera a las distintas corrientes revolucionarias de poner, como aspecto principal de la lucha de los patriotas y demócratas de Colombia, la conquista de la soberanía económica, el desarrollo del capitalismo nacional y una mejor distribución de la riqueza, descartando la lucha armada y todas las degradaciones que de ella se desprenden, tal como ha quedado probado en más de 50 años de sacrificios inútiles y de violencias que lo único que han conseguido es empeorar los sufrimientos de la población.

 

Francisco Valderrama y muchos más jóvenes del movimiento universitario de esa época, acudieron al llamado de ir a las regiones para contribuir a organizar y agitar esta propuesta que el MOIR les hacía a los colombianos. En 1972 se fue a Córdoba, y con otros compañeros de Bogotá y Antioquia, organizó el regional del MOIR, del cual fue su primer secretario. Se vincularon a las organizaciones campesinas, a los trabajadores, maestros, profesores universitarios, pescadores, empresarios, y desplegaron toda una actividad de vinculación a los sectores sociales y políticos más avanzados de ese departamento, logrando echar las raíces que hasta hoy enarbolan las banderas de lucha por la soberanía y la democracia. Entre los actuales dirigentes de Dignidad & Compromiso de Córdoba, se destacan varios que empezaron y se formaron bajo la dirección de Valderrama.

 

Pacho también aportó al avance de los nuevos enfoques de la educación precoz en Córdoba con la creación de una institución educativa que lleva su apellido. Allí mismo conformó su familia y nacieron varios de sus descendientes.

 

En 1987, después de 15 años de arduo y cuidadoso trabajo político, tuvo que regresarse a Bogotá con toda su familia, debido al acoso y amenaza de los grupos armados ilegales que no se resignaban a escuchar una propuesta cuya fortaleza era la confianza en la lucha organizada y civilista de las masas para alcanzar sus justas reivindicaciones. El compañero Raúl Ramírez había sido asesinado por las Farc en esos días, en el Bajo Cauca en limites de Antioquia y Córdoba, defendiendo estos caros principios. Las vidas de Francisco y otros compañeros corrían peligro.

 

Ya en Bogotá retomó todo el quehacer político y contribuyó decididamente a la organización partidaria en la capital y en Cundinamarca, poniendo especial atención a los reclamos de los trabajadores y a las tareas de la lucha política electoral. Vino luego la implementación por parte de los gobiernos nacionales de las nefastas políticas de apertura económica y neoliberalismo que destruirían a la postre la producción nacional y recortarían de manera extrema los derechos laborales y sociales. Con ello se pusieron a la orden del día, las tareas de la resistencia civil y la búsqueda de nuevas unidades para defender la soberanía y la democracia.

 

Fue destacada su participación en las campañas electorales y en sus aportes a la construcción programática y estatutaria de todos los proyectos unitarios en los que hemos incursionado. El Frente Social y Político, Alternativa Democrática, el Polo Democrático Alternativo, DIGNIDAD y recientemente DIGNIDAD & COMPROMISO. En todos ellos caracterizándose por tener un trato fraterno, hacer un debate argumentado y buscando siempre lograr los necesarios acuerdos.

 

Durante nuestra larga permanencia en el Polo Democrático se desempeñó en el Comité Ejecutivo Nacional y en la Comisión Administrativa y Financiera, cargos en los que tuvo siempre reconocimientos por sus contribuciones a un manejo pulcro y eficiente de los recursos de esa organización. Tareas que continuó adelantando en DIGNIDAD hasta el Congreso de Unidad del pasado 18 de febrero, evento que dio surgimiento a nuestro partido DIGNIDAD & COMPROMISO y donde por asuntos de salud debió marginarse de mayores responsabilidades. Igual registro debemos hacer hoy en este homenaje por su participación en las tareas de la Coalición Colombia y la Coalición Centro Esperanza.

 

Francisco Valderrama se esmeró por el estudio, por elevar su nivel teórico y por contribuir a la formación de las nuevas generaciones que habrán de engrosar los contingentes de patriotas y demócratas que culminarán las transformaciones económicas y sociales que saquen a Colombia de la dependencia, el atraso y la desigualdad social.

 

Asumió siempre con gran entusiasmo y entrega las tareas para concretar la unidad de los colombianos. Fue ejemplar en el trato con sus compañeros de partido y con las demás fuerzas políticas, no tuvo reservas en contribuir en el sostenimiento de la organización y de los compañeros que lo demandaban para poder sostenerse en la lucha, fue una persona solidaria y comprometida a toda prueba.

 

A sus hermanos Carmenza y Mario, a Magdalena y sus hijos Juanita, Consuelo, Magdalena, José y Francisco, y a todos los compañeros de ésta gran familia que es DIGNIDAD & COMPROMISO un gran abrazo. Emularemos su espíritu solidario y comprometido por conquistar una Colombia digna y justa.

Hasta siempre querido compañero!

Bogotá, agosto 10 de 2023.

Gustavo Rubén Triana Suárez

Compartir publicación

Buscar artículo

Entradas recientes

Categorías