El control al sistema financiero

Por Arlex Arias
22 de enero de 2024

Compartir publicación

Arlex Control al sistema financiero

 

El último dato suministrado por la Superintendencia Financiera sobre la situación del Sistema Financiero Colombiano, que es con corte a octubre de 2023, indica que sus activos llegaron a los $2804 billones, con unas utilidades totales de $71,3 billones. De esta última cifra, $15,6 billones corresponden a entidades financieras, dentro de las que se encuentran establecimientos de crédito, que reportaron utilidades cercanas a los $6,7 billones. Dentro de estos últimos se encuentran los bancos, que ya sumaban utilidades acumuladas por $6,4 billones, los cuales pusieron “el grito en el cielo” porque 12 bancos –nacionales y extranjeros– que operan en el país tienen pérdidas, en un comparativo con las exuberantes utilidades del año 2022. Es de destacar que la cartera fue de $686 billones, con siete meses de crecimiento negativo, mientras el microcrédito lleva 32 meses consecutivos de registros positivos.

 

El sistema financiero colombiano siempre ha gozado de una protección especial del Estado, que le permite atesorar “multibillonarias” ganancias sostenidas por el pueblo colombiano. En el periodo entre 2019 y octubre de 2023, en un período de cinco años, solo los bancos –no se contabiliza el total del Sistema Financiero– han obtenido utilidades por $51,6 billones: $11 billones en 2019, $6,1 billones en 2020, $13,9 billones en 2021, $14,2 billones en 2022 y en diez meses de 2023 iban $6,4 billones. Lo más cínico es que los banqueros están llorando porque dizque pierden ganancias con respecto al período anterior, pero nunca pensarán en socializar los inmensos capitales acumuladas.

 

Al igual que todos los expresidentes neoliberales que han gobernado a Colombia, el presidente Gustavo Petro se “desgañita” casi a diario exigiéndole a los banqueros que bajen las confiscatorias tasas de interés, que para el año 2023 la Superintendencia Financiera les permitió cobrar intereses por encima del 40 % sin que cayeran en el delito de agiotismo, lo cual de por sí puso a todos los colombianos a trabajar para los bancos, so pena de expropiar sus bienes mediante embargos. Por ese motivo, el “remedo de grito” del presidente Petro hace parte de sus conocidas pantomimas, puesto que el superintendente financiero –como todos los superintendentes– es un hombre de la máxima confianza del presidente, y juntos han permitido este abuso de los banqueros contra la Nación, que han justificado con el objetivo de controlar la inflación.

 

Las altísimas ganancias del sistema financiero –dentro de él, de los banqueros– es el alma del modelo neoliberal; no hay decisión en el mundo que no pase por Wall Street, que es el verdadero poder detrás de todos los presidentes de los países que son moldeados por el neoliberalismo, cuya implementación se hace a través de todas las organizaciones multilaterales. En el caso de Colombia, obedece las órdenes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico –OCDE–, impuestas con los recetarios del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, quienes chantajean con los préstamos onerosos, cuya deuda externa absorbe más de la mitad de la Producción Nacional. Cuando todos los sectores económicos del país entran en barrena, la producción nacional, tanto agropecuaria como industrial, está arrasada, con una escasa tecnología e innovación en comparación con los países avanzados, es indiscutible que la principal responsabilidad se tiene que fijar en este modelo neoliberal que el presidente Petro se niega a cambiar. ¡El cambio es de pacotilla!

 

Cartagena – Bolívar, lunes 22 de enero de 2024

JOSÉ ARLEX ARIAS ARIAS

Comunicador Social – Periodista

arlexariasarias@yahoo.com

Sigue a Arlex Arias en sus redes sociales

Me gusta esto:

Me gusta Cargando...